I. PRESENTANCIÓN DEL ESTABLECIMIENTO
La Escuela Particular Subvencionada N° 27 Laura Vicuña, busca educar y evangelizar a las niñas,
especialmente a aquellas excluidas y marginadas, a través de la pedagogía salesiana, que tiene su
fundamento en tres pilares: AMOR, RAZÓN Y RELIGIÓN. Dicho sistema educativo tiene como
finalidad crear un ambiente de familia, en donde las niñas puedan formarse como buenas cristianas
y honestas ciudadanas, haciendo vida el método educativo de Don Bosco y Madre Mazzarello.
La escuela se encuentra ubicada en Sierra Bella 3261, comuna de San Joaquín.
Sus inicios como institución educacional fue gracias a Sor Flor María Contardo, en el año 1960, quien
con un espíritu misionero y amor a los más pobres, quiso dedicarse a la evangelización y protección
de la niñez más necesitada del sector, contribuyendo a mejorar y salvaguardar los valores y la
dignidad de las niñas que son atendidas en esta escuela hasta nuestros días.
Como Escuela básica inicia sus actividades educativas el 1 de marzo de 1960, siendo reconocida
oficialmente por el Ministerio de Educación el 22 de agosto del mismo año con la REX N° 10836.
Es un establecimiento femenino, gratuito, adscrito a la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP),
con jornada escolar completa diurna de 3° a 8° año básico y de Pre Kínder a 2° año básico con jornada
normal. Se atiende, sin exclusión, a todo tipo de alumnado que desee ingresar como alumna regular
a este establecimiento y que pueda ser atendida de acuerdo a sus requerimientos.
Todas las estudiantes cursan sus estudios de acuerdo a los Planes y Programas del Ministerio de
Educación, y a Planes y Programas propios como: Computación Aplicada (de 1o a 8o básico),
Educación Musical (de 1o a 4o básico) e Inglés (de 1o a 4o básico).
La Escuela cuenta con las construcciones e instalaciones necesarias para otorgar una formación
educativa de calidad a las niñas que se incorporan, cuenta con laboratorio de computación,
biblioteca CRA, salón de actos, multicancha y un comedor casino. De preferencia el alumnado que
accede al establecimiento proviene de un sector urbano de alta vulnerabilidad.


II. DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA.
La Escuela Laura Vicuña (RBD 9507-9), se encuentra ubicada en el sector de “La Emergencia”, en el
conocido barrio de La Legua, Comuna de San Joaquín. Actualmente cuenta con una matrícula de
360 alumnas, desde pre-kínder hasta 8o Básico.
Es un establecimiento que atiende a un grupo social altamente vulnerable (IVE 83,66%), lo cual
representa para los miembros de la comunidad educativa un gran desafío en el trabajo diario, para
comprender las nuevas necesidades de las estudiantes, como también, para construir escenarios de
aprendizajes altamente inclusivos en las prácticas pedagógicas.
La Escuela Laura Vicuña, ha iniciado desde el año 2018 el proceso de gestión con la presencia como
Directora Pedagógica de la Sra. Katerin Gatica Ávila.
Sor Fanny Dobronic Rodríguez, es la actual Directora de la Comunidad Religiosa y Representante
Legal de la Congregación Instituto Hijas de María Auxiliadora.
El Colegio cuenta con diez cursos, uno por nivel, desde Pre-Kínder hasta Octavo Básico.
Funciona activamente el Centro de Alumnas, conocido como CEDIMA (Centro de Dirigentes María
Auxiliadora), con estudiantes desde quinto a octavo básico, quienes son elegidas
democráticamente.
El Centro General de Padres, por su parte, ha iniciado un proceso de motivación y promoción de los
demás padres y apoderados, si bien cuenta con un reducido número de representantes, llevan
adelante algunas acciones en beneficio de las estudiantes y sus familias.
El grupo de profesores que trabajan en el establecimiento, desarrollan reuniones de trabajo
académico y/o consejos generales cada semana. Un alto número de ellos, han permanecido por
muchos años en el establecimiento.
El Equipo de Gestión funciona sistemáticamente cada quince días, animando y comunicando los
procesos que se desarrollan en la escuela. Así mismo, la Directora se reúne permanentemente con
la Coordinadora del Área de Convivencia Escolar y la Coordinadora de la UTP, para organizar la
marcha del establecimiento y alcanzar así mejores resultados académicos .


III. ANTECEDENTES GENERALES
Hace décadas el sector de educación y los organismos de protección civil de nuestro país abordan
la seguridad escolar, con el propósito de generar espacios protectores para los y las estudiantes.
Actualmente, las orientaciones didácticas de las asignaturas de séptimo básico a segundo año de
enseñanza media señalan la importancia que tiene para la formación integral de los estudiantes
abordar las dimensiones de los Objetivos de Aprendizaje Transversales (OAT), no solo a través de
las asignaturas, sino que también en otros espacios formativos y en los instrumentos de gestión
educacional, como lo es el Plan Integral de Seguridad Escolar. En este contexto, la seguridad ha sido
abordada bajo los siguientes respaldos jurídicos
CONTEXTO HISTÓRICO

PISE1 8
En el año 2004, para dar una mayor importancia a la elaboración del Plan Integral de Seguridad
Escolar, se genera la estrategia “Francisca Cooper” en homenaje a la profesora fallecida en el
terremoto y posterior tsunami en el sudeste asiático en ese año, la cual consistió́ en la ejecución de
4 simula- cros zonales y 4 talleres zonales de monitores de seguridad de escolar.
En los últimos años se han desarrollado políticas intersectoriales que se basan en marcos de acuerdo
internacional, que permiten impulsar el auto- cuidado y la prevención de riesgos.
MARCO NACIONAL
La Ley General de Educación N°20.370 (2009), señala en el Artículo 3° que el sistema educativo
chileno se construye sobre la base de los derechos garantizados en la constitución, así como en los
tratados internacionales ratificados por Chile. En el ámbito de la seguridad escolar, este derecho se
consagra en el primer artículo de la Constitución de nuestro país:
“Es deber del Estado resguardar la seguridad na- cional, dar protección a la población y a la familia,
propender al fortalecimiento de ésta, promover la integración armónica de todos los sectores de la
nación y asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida
nacional”.
El Ministerio de Educación aborda la seguridad escolar en el marco de la Educación para el
Desarrollo Sustentable, es decir, fortaleciendo conocimientos, habilidades y actitudes que permitan
a niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos a tomar decisiones conscientes y responsables frente
a las problemáticas sociales, ambientales, culturales y económicas. Promueve, como parte de estas
competencias, el autocuidado y la prevención de riesgos.
Es así como en el año 2013 y con el objetivo de desarrollar en el país una cultura de autocuidado y
prevención de riesgos, el Ministerio de Educación pone a disposición de las comunidades educativas
del país la Política de Seguridad Escolar y Parvularia. Este objetivo se desea alcanzar desde dos
dimensiones: una, a través de la gestión curricular y pedagógica y otra, desde el trabajo institucional
e intersectorial que cada Establecimiento Educacional pueda impulsar o bien formalizar con
instituciones públicas o privadas para la aplicación del Plan Integral de Seguridad Escolar.
Por su parte, la Superintendencia de Educación ha establecido en sus normativas:
- Circular N°156/2014 exigencias de seguridad en establecimientos educacionales, a través
de medidas de prevención y protocolos de actuación en caso de accidentes junto con la
elabora- ción del Plan Integral de Seguridad Escolar.
- Rex. No0381/2017 que aprueba la circular normativa para establecimientos de educación
parvularia, reforzando la seguridad en el marco de la promoción y el resguardo de los
derechos educacionales.
- Asimismo, ONEMI, ha publicado en el año 2015 la Política Nacional para la Gestión de Riesgo
de Desastres, cuyo objetivo es “Otorgar al estado de Chile un instrumento o marco guía que
permita desarrollar una gestión integral del riesgo de desastres donde se articulen la política
general con las políticas transversales y las políticas sectoriales, y en donde se lleven a cabo
acciones de prevención, respuesta y recuperación ante desastres, dentro del marco del
desarrollo sustentable”. La política se articula en cinco ejes estratégicos que a su vez
corresponden a las cinco prioridades del Marco de Acción de Hyogo (MAH). El Eje
Estratégico Fomento de la Cultura de la Prevención y el Auto aseguramiento tiene por
objetivo: “Fomentar en el país una cultura de seguridad y resiliencia, mediante la utilización
del conocimiento, la innovación y la educación”.

MARCO INTERNACIONAL
En el marco del contexto internacional sobre la Reducción de Riesgo de Desastres, la Asamblea
General de las Naciones Unidas ha establecido los siguientes tratados internacionales:
1. Marco de Acción de Hyogo 2005-2015, cuyo objetivo de trabajo fue el “Aumento de la
resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres”, y establece en sus
prioridades “Utilizar el conocimiento, la innovación y la educación, para crear una cultura
de seguridad y resiliencia a todo nivel”.
2. Decenio de Acción para la Seguridad Vial solicita a los Estados Miembros “La Educación para
la Seguridad Vial”.
3. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través del Convenio 18714, compromete
a Chile a promover la mejora continua de la seguridad y salud en el trabajo.
4. Marco de Sendai para la Reducción del Ries- go de Desastres 2015-203012, aprobado en la
Tercera Conferencia Mundial de las Na- ciones Unidas, celebrada en Sendai, Japón;
instrumento sucesor del Marco de Acción de Hyogo.
Este Marco define 4 prioridades:
- Comprender el riesgo de desastres.
- Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres, para gestionar dicho riesgo.
- Invertir en la reducción del riesgo de de- sastres para la resiliencia.
- Aumentar la preparación para casos de desastres a fin de dar una respuesta efi- caz y
eficiente en los ámbitos de la recu- peración, rehabilitación y reconstrucción.
Desde el año 2015, las Naciones Unidas impulsa la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que
incluye 17 Objetivos y 169 metas. Presenta una visión del desarrollo sostenible e integra las
dimensiones económica, social y ambiental. Esta nueva Agenda es la expresión de los deseos,
aspiraciones y prioridades de la comunidad internacional para los próximos años. Este proyecto es
una agenda transformadora, que pone la igualdad y dignidad de las personas en el centro y llama a
cambiar nuestro estilo de desarrollo, respetando el medio ambiente. Es un compromiso universal
adquirido tanto por países desarrollados como en desarrollo, en el marco de una alianza mundial
reforzada, que toma en cuenta los medios de implementación para realizar el cambio y la
prevención de desastres por eventos naturales extremos, así como la mitigación y adaptación al
cambio climático.
Cada uno de estos tratados se encuentra formulado para garantizar mayor seguridad a las personas,
en un marco de respeto a las actuales y futuras gene- raciones, a sus especificidades locales y
culturales.


IV. PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD ESCOLAR
Un plan es un instrumento que contiene de manera ordenada y organizada programas, acciones y
elementos necesarios para alcanzar un propósito.
El Plan Integral de Seguridad Escolar, es la herramienta permanente de gestión del riesgo,
articuladora de los más variados programas de seguridad destinados a la comunidad educativa,
aportando de manera sustantiva al desarrollo de una cultura nacional inclusiva de autocuidado y
prevención de riesgos, a través del desarrollo de competencias que permitan tomar decisiones fun-
damentadas para actuar como un ciudadano comprometido en el abordaje responsable del riesgo
y sus variables.
Este Plan tiene por propósito reforzar las condiciones de seguridad de la comunidad educativa de
todo el país, a través de una metodología de trabajo permanente, destinada a cada Establecimiento
Educacional.
El Plan Integral de Seguridad Escolar, planifica eficientemente integrando programas preventivos y
protocolos o planes operativos de respuesta, a través de la identificación de los riesgos y recursos
del Establecimiento Educación.
Para hacer un plan, es necesario tener un determinado conocimiento de la realidad que se requiere
abordar para mejorarla, superar dificultades o consolidar aspectos que se reconocen como
relevantes.
En la elaboración y constante actualización del Plan Integral de Seguridad Escolar, debe trabajar el
COMITÉ DE SEGURIDAD ESCOLAR, quienes informan al Consejo Escolar, donde participan
representantes de la comunidad educativa, e invitan a otras instituciones que puedan colaborar
técnicamente.
El Comité liderado por la Directora, facilita la puesta en práctica del Plan.
En la Escuela el trabajo lo realizará la Coordinadora de Seguridad Escolar.
El equipo directivo debe motivar la generación y conocimiento del Plan en toda la comunidad edu-
cativa y proporcionar las herramientas para que en el establecimiento se faciliten las condiciones,
tiempos, espacios y recursos; para que se puedan implementar las acciones, siempre con el objetivo
del mejoramiento de las condiciones de seguridad y las medidas de prevención de riesgos, siendo
ésta una responsabilidad de toda la comunidad educativa, principalmente de los adultos.
Un plan será más exitoso si su construcción es participativa e inclusiva socialmente y se han escu-
chado las sugerencias de todos los implicados, de allí que resulte central la participación de los pa-
dres, madres y apoderados, como también de los y las docentes y asistentes de la educación, apo-
yados por la Congregación sostenedora y equipo directivo. No menos importante es involucrar a las
estudiantes, no sólo porque deben conocer el Plan si no escuchando sus sugerencias y opiniones ya
que el conocimiento de la realidad interna del establecimiento y del entorno puede ser de gran
ayuda al momento de planificar estrategias y actividades.
El Plan Integral de Seguridad Escolar, planifica eficientemente integrando programas preventivos y
protocolos o planes operativos de respuesta, a través de la identificación de los riesgos y recursos
del Establecimiento Educacional, con el fin de evitar que estos riesgos se conviertan en desastres y
propender a una comunidad educativa más resiliente.
Este Plan es Integral porque:
- Permite abordar la diversidad de amenazas a las que está expuesta la comunidad educati-
va, desde una lesión por esguince que provoca un accidente, hasta situaciones más
complejas provocadas por un sismo de mayor intensidad.
- Facilita el trabajo sobre los riesgos presentes al interior y en el entorno inmediato de cada
Establecimiento Educacional.
- Es ampliamente participativo, al integrar a directivos, docentes, madres, padres,
estudiantes, personal administrativo, Comité Paritario, organismos operativos, etc.
- Proporciona la relación permanente con los organismos operativos: Salud, Bomberos, Cara-
bineros, entre otros que determine el Comité de Seguridad o Encargada de Seguridad.
OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD
1. Identificar los riesgos presentes en la escuela.
2. Crear el PISE de acuerdo a los riesgos del contexto del establecimiento educacional.
3. Actualizar los protocolos ya existentes e incluir aquellos que exija el Ministerio de
Educación.
4. Socializar el PISE con todos los estamentos del establecimiento.
5. Aplicar los procedimientos ya existentes para así brindar un entorno seguro a toda la
Comunidad Educativa.
OBJETIVOS ESPECIFICOS DEL PLAN DE SEGURIDAD
-Generar en la comunidad escolar una actitud de autoprotección, teniendo en cuentas por
sustento una responsabilidad colectiva de seguridad.
-Proporcionar a las alumnas un efectivo ambiente de seguridad integral mientras cumplen
con sus actividades formativas.
-Implementar en el colegio un modelo de protección y seguridad, aplicable en el hogar y en
la realidad circundante de la alumna.
-Capacitara todos los estamentos para enfrentar las distintas emergencias que puedan
afectar a la organización.


V. COMITÉ DE SEGURIDAD ESCOLAR ESCUELA LAURA VICUÑA
El Comité de Seguridad Escolar, puede funcionar a través del Consejo Escolar (Decreto 24/2005,
Ministerio de Educación), organismo que tendrá la función de coordinar las acciones integrales para
la seguridad de la comunidad educativa.
Es responsabilidad del Director o Directora del Establecimiento Educacional, conformar y dar
continuidad de funcionamiento al Comité de Seguridad Escolar, por lo tanto, debe informar a la
comunidad educativa sobre el propósito de aplicar el Plan Integral de Seguridad Escolar y la forma
en que será abordada esta tarea.

PISE2 8
INTEGRANTES DEL COMITÉ DE SEGURIDAD ESCOLAR
-Directora: Katerin Gatica Ávila
-Coordinadora de Seguridad Escolar: Susana Jofré
-Representantes de los Docentes: Yesenia Castro
-Representantes de Padres, Madres y Apoderados:
-Representantes de Estudiantes de cursos o cursos superiores: Presidenta del Centro de
-Alumnas
-Representantes de los Asistentes de la Educación:
-Coordinadora Programa PAD: Ana Rojas
-Representante Consejo Escolar: Gloria Valdés
-Comité Paritario de Higiene y Seguridad: Rossana Quintanilla
-Se sugiere integrar a los representantes de las unidades de Salud (emergencias y rehabi-
litación), Bomberos y Carabineros (A B C de la emergencia) más cercanos al Establecimiento
Educacional, oficialmente designados para tales efectos por el jefe o directivo superior de
esas respectivas unidades, las que actuarán como apoyo técnico.


VI. RESPONSABILIDADES Y FUNCIONES DEL COMITÉ DE SEGURIDAD ESCOLAR
1. DIRECTORA
Responsable definitiva de la seguridad en el Establecimiento Educacional, preside y apoya al Comité
y sus acciones:
- Promover y dirigir el proceso de diseño y actualización permanente del Plan Integral de
Seguridad Escolar del Establecimiento Educacional.
- Proporcionar las herramientas para que en el establecimiento se generen las condiciones
de tiempos, espacios, recursos, equipos, etc, para su aplicación.
- Dar cumplimiento a lo solicitado por la Superintendencia de Educación: “El Reglamento In-
terno del establecimiento debe contener las medidas de prevención y los protocolos de ac-
tuación para el caso de accidentes”.
- Considerar en el PME y en los otros instrumentos de gestión del Establecimiento
Educacional, acciones que posibiliten el aprendizaje de la seguridad escolar y la convivencia,
como parte del respeto a la propia vida y la de los demás.
- Considerar la recalendarización de actividades vinculadas a la seguridad escolar, así como
también el ajuste curricular y pedagógico en el caso que el proceso educativo se vea
afectado, incluyendo la posibilidad de coordinar apoyos psicosociales.
- Considerar estrategias para la implementación de la seguridad escolar.
2. COORDINADORA DE SEGURIDAD ESCOLAR
Designada por el Directora, coordinará todas y cada una de las actividades que efectúe el Comité.
• Promover que los integrantes del Comité actúen con pleno acuerdo; arbitrando las medidas
que permitan administrar eficiente y eficazmente los recursos, las comunicaciones, las
reuniones y la mantención de registros, documentos nece- sarios y actas que se generen.
• Vincular dinámicamente los distintos programas que formarán parte o son parte de la gestión
educativa. Esta coordinación permitirá un trabajo armónico en función del objetivo en
común que es la seguridad.
• Mantener permanente contacto con la Municipalidad, las unidades de emergencias de Salud,
Bomberos, Carabineros, establecimientos de salud que cuentan con unidades de
rehabilitación del sector donde esté situado el Establecimiento Educacional, a fin de recurrir
a su apoyo especializado en acciones de prevención, capacitación, preparación, ejercitación
y atención en caso de ocurrir una emergencia; así como también visitar periódicamente las
páginas web de organismo técnicos tales como: Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la
Armada de Chile (www.shoa.cl); Servicio de Geología y Minería (www.sernageomin.cl);
Centro Sismológico Nacional (www.sismologia.cl); Corporación Nacional Forestal
(www.conaf.cl); Dirección Meteorológica de Chile (www.meteochile.cl); Oficina Nacional de
Emer- gencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, ONEMI, (www.onemi.cl), entre
otras, más aún cuando se planifiquen visitas pedagógicas, actividades en la montaña, viajes
de estudio, etc.
3. REPRESENTANTES DOCENTES, ESTUDIANTES, MADRES, PADRES Y APODERADOS,
ASISTENTES DE LA EDUCACIÓN.
Aportan su visión desde sus responsabilidades en la comunidad educativa, cumplir con las acciones
y tareas que para ellos, acuerde el Comité y proyectar o comunicar, hacia sus respectivos
representados, la labor general del establecimiento en materia de seguridad escolar. Velando
porque las acciones y tareas sean presentadas y acordadas con formato accesibles a todos y todas
y respondan a las diferentes condiciones y necesidades.
4. REPRESENTANTES DE LAS UNIDADES DE SALUD.
Constituyen instancias de apoyo técnico al Comité y su relación con el Establecimiento Educacional
puede ser formalizada entre el Directora y el representante local del respectivo organismo técnico
de emergencia. Para lograr una efectiva coordinación, se puede elaborar un documento (convenio,
oficio, memorándum, etc.) que determine el apoyo con el organismo de primera respuesta
respectivo.
Esta coordinación viene a reforzar toda la acción del Comité de Seguridad Escolar no sólo en los
aspectos de prevención, sino que también en la atención efectiva cuando se ha producido una
emergencia.

VII. CONSTITUCIÓN COMITÉ SEGURIDAD ESCOLAR.
PISE3 8
VIII. ROLES Y FUNCIONES DEL COMITÉ DE SEGURIDAD
PISE4 8
IX. CÓMO TRABAJAR EL PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD ESCOLAR CON OTROS INSTRUMENTOS DE
GESTIÓN ESCOLAR.
Para los Establecimientos Educacionales, los procesos de mejoramiento continuo, significan avanzar
en el desarrollo del quehacer institucional y pedagógico que permita lograr que los aprendizajes de
todos los estudiantes mejoren constantemente.
Para avanzar en el desarrollo de estas prácticas, es necesario que los establecimientos
educacionales transiten por un “ciclo de mejoramiento continuo”, que posibilite hacer realidad los
sueños y anhelos que la propia institución escolar ha definido, en concordancia con las políticas
nacionales y territoriales, con la finalidad de proveer más oportunidades de aprendizaje y desarrollo
integral, para que se posibilite así que los estudiantes reciban las herramientas necesarias para
construir su propio porvenir.
Es por ello, que la participación de los diferentes actores de la comunidad educativa es fundamental
para alcanzar los propósitos pedagógicos que definen el quehacer cotidiano de todas las
instituciones escolares. Por lo que es relevante que sea la propia comunidad educativa la que aporte
en la definición de sus instrumentos de gestión, en donde sea posible establecer el rol que juega la
escuela dentro del territorio al que pertenece y la diferencie de otras que atienden a la misma
población escolar.
En este sentido, los instrumentos de gestión se deben vincularse entre sí, posibilitando el desarrollo
de los “Sellos” que identifican al Establecimiento Educacional.
El Proyecto Educativo Institucional (PEI) de cada comunidad educativa, expresa el horizonte
formativo y educativo del Establecimiento Educacional, es la propuesta orientadora que define el
modo en que se vivirá el proceso formativo al interior de la escuela y releva los sellos que se
desarrollarán en cada uno de los procesos e iniciativas a llevar a cabo.
Plan de Mejoramiento Educativo (PME) es el instrumento de planificación estratégica de los
establecimientos educacionales, que posibilita concretar los sueños y sentidos pedagógicos que la
caracterizan y por tanto, establecer un proceso de mejoramiento continuo que pone en práctica lo
declarado en el PEI. Este instrumento de planificación se define a partir de objetivos a cuatro años
– en coherencia con los sellos institucionales-, y guía la mejora de sus procesos institucionales y
pedagógicos, favoreciendo que las comunidades educativas tomen decisiones, en conjunto con su
sostenedor, y organicen los recursos del estableci- miento para contribuir con la implementación
del PEI, a través de periodos anuales que permitan ir concretando y avanzando en el logro de
resultados a mediano plazo.
Como se ha declarado en diferentes documentos del Ministerio de Educación, estos instrumentos
deben tener una estrecha relación, en tanto, el PEI entrega el horizonte formativo que se busca
intencionar en la educación de los estudiantes y el PME como instrumento de planificación que
posibilita definir los caminos de mejoramiento por los cuales se desea transitar para avanzar hacia
la Misión y por ende a la Visión del proyecto educativo.
Para esto, la comunidad educativa en su conjunto debe estar presente en los procesos de
mejoramiento, como aprendizaje que relaciona a la escuela y la familia, en la medida que todos los
espacios en los que se desenvuelven los y las estudiantes ofrecen modelos, pautas de conducta y
valores que van conformando determinadas formas de convivir con los demás y que se constituyen
en aprendizajes que van integrando en su formación.
Es así como, cada una de las áreas propuestas en el modelo de gestión, que sustenta el PME, permite
alcanzar el horizonte formativo que se desea desarrollar. En particular, la dimensión de Convivencia
es parte constituyente de la Inclusión Educativa y Formación Ciudadana que permite el desarrollo
de relaciones respetuosas por la diversidad, participativas y solidaria que sustenta el tipo de persona
que se desea formar; resulta fundamental, por tanto, que todas las acciones, normas, estructuras y
procesos de la institución escolar sean coherentes con los postulados de su PEI, de manera tal de
establecer un horizonte claro que promueva la participación e inclusión social de todas y todos los
actores de la comunidad educativa en el proceso de enseñanza y aprendizajes de éste sujeto que
queremos formar.
En este sentido, el desarrollo del Plan Integral de Seguridad Escolar, no es un trabajo administrativo
que permita atenuar las posibles consecuencias que se pueden producir ante una emergencia, sino
que es un proceso que tiene por propósito “aprendizaje para el actuar” lo que posibilita a los
estudiantes articular los conocimientos disciplinarios con lo que se requiere hacer al activar los
protocolos de actuación ante una emergencia.
Entonces, cabe preguntarse cómo el PEI y PME del establecimiento aportan al desarrollo de este
Plan Integral de Seguridad. Para ello, se debe buscar respuesta en el ideal de sujeto que se releva
desde el PEI y con ello, qué se requiere desarrollar desde el área de Convivencia, pero también,
cómo impacta en las otras áreas (Gestión Pedagógica, Liderazgo y Recursos), y desde ese ámbito de
acción establecer diferentes acciones en su PME, de manera que permita apuntar el desarrollo de
este Plan.
De esta manera, podemos reconocer en el diagnóstico propuesto por el PME diversas prácticas que
posibilitan incluir el presente Plan como una herramienta de conocimiento para el desarrollo de un
aprendizaje integral, entre ellas se pueden destacar algunas prácticas que se relevan de las
dimensiones “Enseñanza y Aprendizaje en el Aula”, “Liderazgo del Sostenedor”, “Liderazgo del
Director”, “Formación”, “Convivencia Escolar” y “Participación”.
Al identificar estas prácticas que están definidas en el PME y en los estándares indicativos de
desempeño, y son abordadas en la planificación anual, posibilitarán que este Plan Integral de
Seguridad Escolar, sea una herramienta que se enseña pero principal- mente que se aprende.

X. SITUACIÓN ESCUELA LAURA VICUÑA RESPECTO A SEGURIDAD
En el año 2010, ante la eventualidad del terremoto del 28F, el Establecimiento no sufrió daños
considerables, salvo la ruptura de dos vidrios.
A raíz de lo anterior, se construyó una nueva escalera de acceso para mejorar la evacuación de las
alumnas en el segundo piso ante casos de emergencia.
Se implementó además varios extintores en distintos espacios del Establecimiento, los cuales son
revisados por las autoridades pertinentes periódicamente respecto de su mantenimiento.

MAPA DE ZONA DE SEGURIDAD ANTE BALACERA
Las áreas marcadas con asteriscos, son las áreas denominadas como refugios, las cuales están
identificadas con carteles sobre las puertas.

PISE5 8

PROTOCOLO DE BALACERA.
RESPECTO DE LA ENCARGADA Y SUS FUNCIONES
1. La responsable de activar la alerta y/o alarma de balacera, tipificar el nivel de actuación, decidir
en conjunto con Dirección la evacuación de la comunidad educativa, será denominada como
Coordinadora del Comité de Seguridad Escolar.
2. Sus funciones serán:
a) Activar la alerta y/o alarma de balacera dentro de la escuela.
b) Comunicar la finalización del plan de actuación.
c) Comunicar la tipificación de riesgo: nivel 1 (algunos disparos), nivel 2 (disparos sistemáticos,
presencia de helicóptero), nivel 3 (disparos sistemáticos, presencia de helicóptero y alta presencia
policial en el sector).
d) Mantener comunicación fluida con Representante Legal y Dirección Pedagógica respecto de la
situación que ocurre y los riesgos inminentes.
e) Comunicar la decisión de evacuación total de la comunidad escolar.
f) Completar la bitácora de eventos acaecidos, reales o simulados.
g) Solicitar los recursos necesarios para que el plan de actuación sea llevado a cabo
satisfactoriamente, según lo que sugiere el Plan Integral de Seguridad Escolar (PISE).
h) Evaluar con conjunto con el Comité de Seguridad Escolar los simulacros realizados.
RESPECTO DE LOS SIMULACROS
1. Se realizará al menos un simulacro avisado a la Comunidad Educativa por semestre, ya sea
considerando la eventualidad en las salas de clases o patio.
2. Para mejorar los métodos de actuación, los simulacros serán grabados, con el fin de revisar luego
las imágenes y detectar las zonas de riesgo.
3. Todos los funcionarios de la escuela deben participar del simulacro.
RESPECTO DE LA ACTUACIÓN
1. Activación alerta o alarma de balacera a través de SILBATO (Se verificará la posibilidad de otra
activación sonora, como una campana, por ejemplo) y ubicación de conos de colores en el patio.
2. Se comunicará a la comunidad escolar, el nivel de riesgo de la situación, tipificada de la siguiente
forma:
a) Nivel 1: se escuchan algunos disparos.
b) Nivel 2: se escuchan disparos sistemáticos y hay presencia del helicóptero de carabineros sobre
la zona.
c) Nivel 3: se escuchan disparos sistemáticos, hay presencia del helicóptero de carabineros sobre la
zona y hay alta presencia de contingente policial en el sector.
3. Cada nivel de riesgo sugiere una acción a realizar.
Si las estudiantes se encuentran en:
PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD ESCOLAR | ESCUELA LAURA VICUÑA20
a) SALA DE CLASES: deberán actuar según los niveles de riesgo.
Nivel 1: ALERTA
• Actitud de alerta.
• Mantener silencio para estar atentos a los sucesos que ocurren alrededor.
• Alejarse de puertas y ventanas.
• Mantenerse dentro de la sala.
• Durante este procedimiento no hay permiso para ir al baño.
Nivel 2: AUTOCUIDADO
• Movilizar cuerpo a tierra.
• Alejarse de puertas y ventanas.
• Mantenerse dentro de la sala.
• Durante este procedimiento no hay permiso para ir al baño.
Nivel 3: EVACUACIÓN
• Movilizar cuerpo a tierra, para resguardar la integridad de los miembros de la comunidad
educativa (autocuidado).
• Alejarse de puertas y ventanas.
• Esperar que la balacera se detenga.
• Salir de la sala en dirección al salón acompañado del profesor (quien lleva consigo el libro de
clases), siempre a través de los pasillos techados.
• Si el tiempo no lo permite, dejar mochilas y útiles en la sala.
• Al llegar al salón cada curso debe permanecer junto su profesor hasta que todas sean retiradas,
en el espacio de la gradería asignado en los Buenos días.
• Apertura de la puerta del salón para que los apoderados retiren a sus hijas.
PATIO: deberán actuar según los niveles de riesgo.
Nivel 1: ALERTA
• Actitud de alerta.
Nivel 2: AUTOCUIDADO
• Acercarse a los pasillos colindantes al patio.
• Entrar a las salas “REFUGIOS” (sala de profesores, sala de kínder, sala de computación, comedor,
dirección, CRA)
• Mantener el orden y silencio en los refugios para escuchar las instrucciones.
• Esperar que la balacera se detenga.
• Al detenerse la balacera, las alumnas deben dirigirse a las salas de clases
Nivel 3: EVACUACIÓN
• Cuando la Coordinadora del Comité de Seguridad Escolar lo indique se debe salir caminando de
los refugios en dirección al salón.
• Al llegar al salón cada curso debe permanecer junto su profesor hasta que todas sean retiradas,
en el espacio de la gradería asignado en los Buenos días.
• Apertura de la puerta del salón para que los apoderados retiren a sus hijas.
c) FUERA DE LA ESCUELA (FRONTIS): deberán actuar según los niveles de riesgo.
PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD ESCOLAR | ESCUELA LAURA VICUÑA21
• Movilizar cuerpo a tierra, para resguardar la integridad de los miembros de la comunidad
educativa (autocuidado).
• Alejarse de puertas y ventanas.
• Esperar que la balacera se detenga.
• Llamar a los servicios de policía 133 (Carabineros) o bien al 134 (Policía de Investigaciones) para
que intervengan en la situación.
• Si hay apoderados en el frontis, prestar ayuda y permitirles la entrada, siempre con precaución,
evitando que personas ajenas entren a la escuela.

MAPA DE ZONA DE SEGURIDAD ANTE UN SISMO

PISE6 8
Desarrollar actitudes de prevención y seguridad personal y colectiva a nivel de toda la comunidad
escolar, frente a situaciones de emergencia.
El Protocolo tiene por objetivo que la comunidad educativa, alumnas, profesores y funcionarios
conozcan responsablemente las acciones a seguir ante un evento de sismo para garantizar el
cumplimiento de todas las medidas e indicaciones que permitan resguardar la integridad y
seguridad de todas las personas. Para estos efectos considerar:
ANTES DEL SISMO
Conocer las vías de evacuación de las salas de clases y la zona de seguridad.
Visualizar las indicaciones o señalética que se colocan en las salas, oficinas y los distintos recintos
dentro del establecimiento. Debe ser costumbre de cada persona observar siempre la señalética en
los lugares que generalmente ocupa.
Identificar la zona interna de seguridad de cada sala.
No debe adelantar mesas más allá de la puerta de la sala (incluso en caso de pruebas).
No mantener sentados a los alumnos en la mesa del profesor (a).
Identificar elementos que es puedan caer o volcarse (ventanales; lámparas; estantes; etc.)
Identificar el lugar de primeros auxilios.
Cada Profesor (a) debe abrir la puerta y organizar al curso en caso de emergencia.
Aprender a reconocer la señal auditiva de evacuación.
Identificar a la coordinadora de la evacuación.
Cuidar y respetar la señalética que llevará a la zona de seguridad.
DURANTE EL SISMO
El Profesor (a) debe mantener la calma e intentar transmitir a sus alumnas la tranquilidad necesaria
para protegerse y manejar la situación.
El Profesor (a) debe ordenar a sus alumnas, para ubicarse en la zona de seguridad interna de sala,
controlando cualquier situación de pánico.
El Profesor (a) debe abrir la puerta de la sala.
El Profesor debe designar a una alumna que cierre las cortinas especialmente en sismos de fuerte
intensidad.
Los profesores (as) o encargados (as) que se encuentren en otras dependencias como Biblioteca,
Laboratorio, deben dirigirse a la zona de seguridad de sala, deberán desenergizar máquinas o
equipos, cortar suministros de gas, mecheros y otras llamas si estuvieran abiertas.
Alejarse de ventanas y objetos que pudiesen caer, lámparas, estantes o elementos que puedan
caerle encima, ayude a personas discapacitadas o con crisis de angustia.
Las personas que se encuentren en la sala deberán AGACHARSE, CUBRIRSE BAJO EL BANCO Y
AFIRMARSE A UNA DE LA PATA DE LA MESA.
Si no están en el aula, deben dirigirse de inmediato la zona de seguridad.
Durante el sismo NO SE DEBE EVACUAR DE INMEDIATO, ya que esto incrementa accidentes y
lesionados.
Debe estar atento y esperar la alarma de evacuación (SIRENA DEL MEGAFONO), no salir mientras
no escuche la señal.
DESPUÉS DEL SISMO
Pasado el sismo, se debe proceder a la evacuación, espere la señal de evacuación (sirena del
megáfono), diríjase a su Zona de seguridad por su vía de evacuación establecida, manteniendo la
calma y el orden.
Cada profesor (a) debe asegurarse que se encuentren todas las alumnas del curso a su cargo. Es por
esto, que debe llevar el libro de clases. El profesor(a) es el último en abandonar la sala de clases.
Durante el proceso de evacuación de las salas, tanto profesores (as) como alumnas deberán
mantener la calma, evitando correr y gritar, a fin de prevenir situaciones de pánico individual y/o
colectivo, que solo complicarían aún más la situación.
El profesor deberá mostrar una actitud firme y segura, controlando el comportamiento del grupo,
instruyéndolo en forma simple y correcta y cerciorándose del cabal cumplimiento de las mismas.
El profesor o profesora a cargo del curso debe garantizar el permanente cumplimiento de las
siguientes instrucciones:
- No correr.
- no detenerse, ni devolverse.
- no dejar la fila
- guardar silencio.
- no portar, ni transportar nada.
- Los cursos que están en el segundo piso deberán evacuar por las escaleras ya designadas
con anterioridad, cada curso deberá formar una fila y bajar por un costado de la escalera,
para no entorpecer la evacuación.
- proceder a bajar las escaleras de la misma forma
- No camine donde haya vidrios rotos o cables eléctricos, ni toque objetos metálicos en
contacto con ellos
La bajada por la escalera debe ser de la siguiente forma:
- Apegados a la pared o a la baranda según corresponda a cada sala. Las alumnas deberán
tener las manos vacías, libres de objetos y fuera de los bolsillos.
- Se debe bajar en forma rápida, con tranquilidad y ordenados, respetando a las personas que
van delante de cada uno.
- Tener una actitud serena (calmada), para lograr un ambiente más proactivo y seguro.
No se permitirá el uso de celulares por parte de los docentes, ni alumnas, hasta que finalice el
proceso de evacuación hacia las zonas de seguridad del colegio, para asegurar la rapidez y
concentración en el proceso de evacuación.
Si la alumna se encuentra en recreo o en otra actividad fuera de la sala de clases, debe dirigirse
inmediatamente hacia la zona de seguridad señalizada que le corresponda a su curso. En este caso,
los profesores (as) deberán acudir a la zona de seguridad inmediatamente para organizar a los
estudiantes.
Al momento de dirigirse a la zona de seguridad, cada curso se formara en dos filas y se sentara en
el suelo.
Una vez ubicado cada curso junto a su profesor (a), éste (a) pasará lista siempre manteniendo la
calma, en orden aguardara instrucciones de la coordinadora de convivencia escolar para que se la
señale el momento de retiro del lugar.
De no detectarse nuevos riesgos, el curso debe permanecer unido y ordenado en la zona de
seguridad.
Las docentes de apoyo procederán, de acuerdo a la información, a revisar las dependencias del
edificio, tanto en sus aspectos estructurales como de instalaciones, cerciorándose que no hayan
incendios, escapes de agua, gas, etc., deterioro de conductores eléctricos, escaleras, etc.,
determinado el grado de los daños y riesgo, los cuales serán informados a la coordinadora, para
determinar si las actividades en las salas de clases se reinician total o parcialmente o se suspenden
y se procede a dar aviso del retiro de las alumnas por los apoderados.
Si se presentan situaciones de personas heridas, se debe comunicar a la brevedad con los distintos
coordinadores de apoyo (carabineros, bomberos, consultorios).
Si existiera un evento de magnitud importante, el colegio realizará la acción de acuerdo a la
naturaleza del incidente; el objetivo es cuidar y resguardar a los alumnos y personal. Por esta razón,
los apoderados no deben retirar a sus hijos, hasta que los responsables entreguen la seguridad para
proceder con las clases, evacuar o entregar a las alumnas.
Por ningún motivo se permitirá a los alumnos retirarse sin la presencia de un adulto responsable.
Evaluar la situación vivida y el comportamiento observado en el sismo, con el objetivo de reforzar
las debilidades y fallas.
A LOS APODERADOS
No es recomendable querer ver a sus hijas inmediatamente después del sismo, esto rompe con todo
el protocolo de seguridad del colegio (atochamiento de autos, gente en las puertas de salida,
personal para atender a los apoderados y dejar sectores descuidados).
El colegio es un lugar seguro, deben tener confianza que sus hijas están bien y que se están tomando
las medidas necesarias.
Los padres que así lo deseen, podrán retirar a sus hijas después del sismo, una vez que el Colegio lo
autorice y tenga normalizada la situación, siempre manteniendo la calma y el autocontrol. Recuerde
que hay otras niñas y jóvenes que necesitan de la seguridad que podamos brindar los adultos.
Si viene al colegio hágalo con la misma tranquilidad: “RECUERDE QUE LAS CALLES Y EL TRÁNSITO SE
VUELVEN MÁS PELIGROSOS EN ESOS MOMENTOS”
Reiteramos lo importante que es, si va a retira a su hija, ingresar al colegio en forma tranquila para
no transmitir desesperación e inseguridad a su propia hija y a los demás. Espere el momento
oportuno para retirarla, esto debe quedar consignado por Coordinadora de Convivencia Escolar.
Tenga paciencia si debe esperar, puesto que lo más probable es que otros apoderados harán lo
mismo. Considere que el colegio tiene la responsabilidad de muchos niños y jóvenes.

PROTOCOLO DE INCENDIO
ZONA DE SEGURIDAD: PATIO PRINCIPAL.
ZONA EVACUACIÓN: PATIO PRINCIPAL
ALARMA GENERAL (TOQUE DE TIMBRE PROLONGADO), AVISO A SECRETARÍA PARA LLAMAR A 131-
132-133 SI PROCEDE.


EMERGENCIA DE INCENDIO
I.- Dar alarma exterior (teléfono)
Primer lugar llamar al cuerpo de bomberos de la comuna, para que acudan al control del siniestro
(132).
Segundo lugar llamar a carabineros para que aseguren el lugar del siniestro (133).
Tercer lugar servicio de salud si fuese necesario (131).
a) Atacar el principio de incendio con la máxima rapidez y decisión. Es necesario estar siempre
atento para detectar cualquier tipo de incendio (investigar humos, olores extraños, etc.)
b) Para lo anterior deben estar designados los encargados del uso de los extintores, los que deben
saber utilizarlos. Los extintores deben estar ubicados de acuerdo a las recomendaciones técnicas y
en lugares visibles y señalados.
c) En caso de detectarse un incendio y no poder controlarlo se debe aislar la zona y preparar y
asegurar el libre acceso al lugar del Cuerpo de Bomberos.
d) La energía eléctrica debe ser interrumpida por el funcionario más cercano a los tableros. Ubicado
el lugar afectado es necesario, en lo posible, trabajar para apagarlo sin abrir puertas ni ventanas
para evitar así que la entrada violenta del aire avive el fuego.
ANTES:
Identificar las rutas de evacuación, así como las salidas principales y alternas, verificando que estén
libres de obstáculos.
Evitar almacenar productos inflamables y usarlos sin supervisión de un adulto.
Mantener y verificar constantemente el buen estado de las instalaciones de luz y gas.
No sobrecargar las conexiones eléctricas.
Por ningún motivo jugar con agua cerca de las instalaciones eléctricas.
Identificar la ubicación de los extintores. Solicitar la orientación necesaria para usarlos de manera
apropiada.
DURANTE:
Al escuchar la señal de alarma, suspender lo que se esté realizando.
Conservar la calma y tranquilizar a las personas que estén alrededor.
Ubicar el lugar del incendio y retirarse de la zona de riesgo.
Si hay humo, taparse la nariz y la boca con un pañuelo, de preferencia mojado y agacharse.
Dirigirse a las zonas externas de menor riesgo con los compañeros y compañeras. Recordar: ¡ no
corro!, ¡no grito! y ¡no empujo!.
Solicitar vía telefónica el auxilio a bomberos (132) y si hay heridos llamar al 131 (SAMU) y
carabineros 133, teléfono gratuito.
Siga las instrucciones del personal designado del colegio.
DESPUÉS:
Mantenerse alejado del área de riesgo porque el fuego puede avivarse.
Evitar propagar rumores y tampoco hacer caso de ellos.
No interferir en las actividades de los bomberos y rescatistas.
Poner atención a las indicaciones de los bomberos y autoridades.


PROTOCOLO EN CASO DE FUGAS DE GAS
ANTES:
• Revise y verifique siempre que su instalación de gas y conexiones no tengan fugas colocando
agua con jabón en sus uniones.
• Asegúrese de que su instalación de gas cuente con un regulador de presión y válvula de paso de
gas que permita su cierre rápido en caso de fuga.
• Si cuenta con gas estacionario, solicite su mantenimiento y verifique que no presente ninguna
fuga después de cada carga.
DURANTE:
• Salir en forma ordenada hasta la zona de seguridad y retornar cuando se dé la orden de volver.
• Cierre las llaves de paso de gas más cercanas al área de fuego o, en su defecto, la llave general
de alimentación, normalmente ubicada junto al recipiente de almacenamiento.
• Abra puertas y ventanas para que circule el aire.
• No busque el área de la fuga con una llama, solo con espuma y jabón.
• No conecte, ni desconecte la energía eléctrica, puede provocar una llamarada y una explosión.
• Avise inmediatamente a bomberos más cercanos, para que atiendan la emergencia.
• Si la fuga se presenta directamente en la válvula del recipiente y se enciende una llama conserve
la calma y trate de controlarla tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:
• No intente apagar el fuego en forma violenta. La llama irá disminuyendo a medida que baje el
volumen y presión del gas.
• Refresque el contenedor con un chorro de agua continuo y disperso.
• Permita que el fuego permanezca como una llama.
• Aleje del área objetos y materiales que puedan incendiarse.
DESPUÉS:
• Una vez reparada la fuga, retome las medidas preventivas.
• Retorne en forma ordenada a la sala y comente la situación, explicando claramente a las alumnas
y alumnos lo sucedido.
LABOR DEL PERSONAL DEL COLEGIO EN GENERAL:
El personal que tenga la responsabilidad de cortar los suministros de energía (Luz, gas) o cualquier
fuente alimentadora de materiales combustibles, deben ubicarse rápidamente en esos lugares y
esperar la orden de cortar los suministros.
LABOR DE LOS PROFESORES JEFES:
Designar dos estudiantes encargados de abrir la puerta. Ambos serán denominados líder de
seguridad.
Realizar a lo menos un ensayo mensual, llegando hasta el lugar designado en el patio, reforzando el
orden y prisa que deben mantener en esta operación.
En caso de emergencia en un recreo se dirigirá al lugar asignado a su curso.
CÓMO EVACUAR LA BIBLIOTECA (CRA) :
La persona encargada del CRA y el profesor(a) que esté con un curso, son los encargados de
mantener el orden de las estudiantes que se encuentren haciendo uso de este servicio. Una vez que
se dé la alarma de evacuación saldrán en orden hacia su zona de seguridad ubicada en el patio
principal.
CÓMO EVACUAR LA SALA DE COMPUTACION Y TALLERES:
El profesor encargado de esta sala cortará el suministro de energía eléctrica, al momento de iniciarse
el sismo se ubicará en la puerta de la sala abriéndola. Mantendrá la calma de los estudiantes que en
ese momento se encuentren ahí. Una vez terminado el movimiento telúrico, esperará la señal de
evacuación y se dirigirá a su zona de seguridad ubicada en el patio principal.
CÓMO EVACUAR A LAS ALUMNAS DEL SALÓN DE ACTOS, COMEDOR JUNAEB
El profesor, en primer lugar reunirá a las alumnas y mantendrá la calma entre ellos, ordenará la
apertura de las puertas, para luego dirigirse en completo orden a la zona de seguridad, teniendo
especial cuidado con la caída de objetos, la zona de seguridad en este caso será el patio.
DIRECTOR/A PEDAGÓGICA, JEFE UNIDAD TÉCNICA, COORDINADORA CONVIVENCIA ESCOLAR:
Darán la orden de tocar el timbre en forma continua para que los cursos procedan a la evacuación
a las zonas de seguridad y se mantendrán informados ante la necesidad de dar nuevas instrucciones.
Deben esperar informe de la encargada de la zona designada, sobre estado del establecimiento para
dar o no la orden de evacuación general al domicilio o a las aulas.
COORDINADOR DE CONVIVENCIA ESCOLAR:
En caso de darse la orden de evacuación, la Coordinadora de deberá tocar el timbre para dar inicio
a la evacuación, luego se mantendrá coordinando con los profesores para que éstos ocupen la zona
de seguridad y verificará con cada profesor que no falte ninguna alumna.
Ayudará también en la recopilación de información del estado del colegio e informará a la Dirección
Pedagógica.
SECRETARIA:
Pasada la emergencia, rápidamente volverá a su puesto y dará aviso a carabineros, bomberos y
ambulancia según sea el caso y de acuerdo a las órdenes de la Directora Pedagógica o quien lo
subrogue.
PORTERÍA:
No dejará entrar ni salir a nadie en ese momento, hasta que se ordene lo contrario, en caso de
evacuación del colegio acudirá a abrir el portón de salida.
Es el encargado de esa zona de seguridad y mantendrá el llavero de las puertas de salida, en caso
de apertura de ellas, además acudirá y apoyará evacuación del personal de cocina de JUNAEB.
PROFESORES DE ASIGNATURA QUE NO ESTÉN EN CLASE
Acudirán y apoyarán todas las actividades de contención y orden en las zonas de seguridad,
especialmente con los cursos más pequeños.
ASISTENTE SOCIAL, PSICÓLOGO, PERSONAL JUNAEB
Dada la alarma de evacuación a las zonas de seguridad, deberán acudir rápidamente y sin correr,
tomar su lugar y esperar instrucciones para apoyar si es necesario.
ASISTENTE DE LA EDUCACIÓN:
De acuerdo a la posición deben apoyar la salida ordenada de los cursos, fijándose que sus sectores
de limpieza (baños, pasillos) estén despejados y prestar apoyo a los estudiantes que requieran ayuda
física, luego acudirán a zona de seguridad a esperar órdenes.
Ayudará también en la recopilación de información del estado del colegio e informará a la
Coordinadora Convivencia Escolar.
ACTUALIZACIÓN 12 de Agosto de 2018